El equipo de Ribamontes te cuenta que…

Es muy importante cuidar la salud bucal de los animales.

Es muy importante controlar la higiene bucal de tu mascota. Existe la tendencia a pensar que esto es se debe hacer para que el animal tenga un buen aliento, pero lo cierto es que cuidar la higiene bucal del animal es esencial para su salud.

Objetivo: prevenir la periodontitis en tu perro

Cepillar los dientes de los perros es la clave para prevenir la enfermedad periodontal o periodontitis. ¿Qué es? Es una enfermedad que afecta a las encías de los perros. Es un problema bastante común, que suele afectar a perros de más de dos años y que puede ocasionar riesgos graves para su salud. Los veterinarios calculan que un 85% de los perros con edad superior a cinco años padecen periodontitis. Si no se trata, puede provocar la pérdida de los dientes e infecciones graves que afecten al hígado, riñón o corazón. Pero tranquilos, los expertos aseguran que se puede prevenir con un cuidado rutinario de los dientes, y a continuación os contamos cómo.

¿Cómo se produce?

Esta enfermedad se produce cuando los restos de alimentos u otras bacterias se acumulan en las encías del animal formando placas o depósitos nocivos para el animal. Estas placas, si no se eliminan, se convierten en sarro duro y, con el paso del tiempo, se produce la enfermedad. Una vez las encías inflamadas provocan que se separen de los dientes y que crezcan más bacterias muy perjudiciales para la salud del animal.

¿Cómo evitarlo?

Llevando un control rutinario de la higiene bucal de tu mascota. Lo aconsejable es lavarle los dientes todos los días. En caso de que no sea posible, es necesario hacerlo varias veces por semana si quieres evitar enfermedades, tal y como decíamos antes. Para ello, es necesario saber cómo lavarle los dientes.

¿Cómo lavarle los dientes a tu perro?

Al principio, el animal no va a mostrarse receptivo a que le limpies los dientes, por eso, es importante que tengas paciencia y lo hagas tranquilamente, con calma. Puedes “engañarle” acercándole algo que le guste para que esté más confiado y, así, te sea más sencillo introducir el cepillo de dientes.

Cuando sientas que está más relajado, trata de empezar. Si percibes que le resulta muy fastidioso, en lugar de un cepillo puedes usar una gasa pequeña o un cepillo pequeño que se coloca en los dedos y está pensado para tal fin. El animal entenderá que es tu propio dedo y no se inquietará tanto.

Enséñale que es algo beneficioso para él y dale una recompensa cada vez que termines de lavarle los dientes.

Ayúdate de un profesional

Si tu perro es muy inquieto y no lo consigues, llévalo a un veterinario y que sea él quien se encargue de hacerlo. Recuerda que es muy importante que cuides la salud bucodental de tu perro para prevenir cualquier tipo de enfermedad infecciosa.

Esperamos que este consejo sobre cómo lavar los dientes a tu perro te haya sido útil. Para cualquier duda o aclaración, no dudes en dejarnos un comentario, estaremos encantado de responderte. Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales para estar al día de todas las novedades y consejos del equipo de Ribamontes.

¡Hasta la próxima! 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *