El equipo de Ribamontes te cuenta que…

No se deben regalar animales como si fuesen juguetes

Llega el periodo navideño. Uno de los “regalos” más pedido por los niños no es material. Muchos de ellos desean tener un perrito, un gatito o cualquier otro animal de compañía. ¡Es una idea fantástica! Pero debemos tener claro que regalar un animal no es sinónimo de regalar un juguete. 

Tener un animal en casa implica muchas responsabilidades.

Desde el centro de acogida y adopción de animales Ribamontes queremos concienciar a padres y niños de la importancia de tener un animal en casa.

Llegan días especiales, en los que todos nos sensibilizamos más si cabe, y el deseo de tener un animalito en casa aumenta, sobre todo entre los más pequeños.

Según la Fundación Affinity, en España, “el 50% de los niños pide una mascota para Navidad”. Cualquier momento es bueno para decidir llevar un animal de compañía a casa, estamos convencidos de que aportan muchos valores, como el compromiso, el cuidado o la responsabilidad. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la decisión de tener un animal en casa no debe tomarse a la ligera.

Un animal es mucho más que un juguete.

Los animales no son juguetes que compramos y cuando nos cansamos de jugar con ellos dejamos a un lado. Tener un perro es asumir un compromiso y, en caso de querer tener uno en casa, debemos ser conscientes de que será para siempre.

Además, a un animal hay que darle todos los cuidados que necesite. Desde una buena alimentación y la atención médica que necesite, hasta sus respectivas horas de ocio y de salir a pasear y relacionarse.

Altos índices de abandono animal.

Por desgracia, un tercio de los animales abandonados corresponde a “regalos navideños”, según informa veoverde.com. El problema del abandono de animales surge cuando la satisfacción y la alegría de jugar con el animal desaparecen, y a las familias les es imposible mantener o satisfacer todas las necesidades de la mascota.

No compres, adopta.

Ahora bien, en caso de que se decida regalar a un animalito y asumir la responsabilidad que supone, la mejor decisión es la de adoptarlo. Sobre todo, porque adoptar significa salvar una vida.

Si crees que estas navidades son el mejor momento para llevar un nuevo miembro a casa recuerda: ¡NO COMPRES, ADOPTA!

Si sigues pensando que es el mejor momento para llevar un animalito a casa, ¡contáctanos! y salva una vida de Ribamontes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *