Entradas

perro-se-maree-en-el-coche

¿Cómo evitar que tu perro se maree en el coche?

Hoy desde Ribamontes queremos daros algunos consejos para evitar que tu perro se maree en el coche. Seguramente estas vacaciones quieres compartirlas con tu amigo fiel, pero hay perros que al igual que las personas se marean cuando van en coche y a ellos no los podemos medicar para este tipo de problemas.

La falta de costumbre, una conducción un poco más brusca de lo normal, un perro nervioso o comidas copiosas, pueden ser algunas de las causas de que tu perro se maree en el coche. Es por esto que, nosotros tenemos un papel fundamental en la prevención de estos mareos, estableciendo un hábito para nuestro perro y tomando algunas medidas que no le hagan pasar ese mal rato.

 

5 consejos para evitar que tu perro se maree en el coche

 

  1. Acostúmbralo desde cachorro. Es recomendable que desde pequeño se hagan pequeños viajes o salidas cortas con él en el coche. De esta manera asimilará como un hecho cotidiano y normal el subir a un coche y evitarás la sobrexcitación de realizar una actividad totalmente nueva o desconocida para él.

 

  1. Comodidad y Seguridad. Los perros han de viajar cómodos en el coche para evitar la ansiedad. Dentro de los parámetros que marca la ley tu perro debería ir cómodo sin grandes ataduras y quizás con algún juguete para entretenerse mientras va en el viaje. Además debe asociarlo con algo positivo así que después de cada viaje en coche dale una chuche para demostrarle que se ha portado bien.

perro-se-maree-en-el-coche

 

  1. Haz del viaje lo más relajado posible. Darle un buen paseo antes de empezar el viaje para que así liberé toda la energía que tiene acumulada y de este modo esté mucho más relajado. Además no conduzcas de manera brusca y con sobresaltos, e intenta no tener el volumen de la música o de las conversaciones muy altas.

 

  1. Evita comidas copiosas. O simplemente no darle de comer las dos horas antes de emprender un viaje para que la digestión no la haga durante el traqueteo del coche.

 

  1. Por último es importante parar cada hora como máximo para que haga sus necesidades, estire las patas y beba agua. No podemos hacer un viaje largo del tirón ya que eso le va a cansar demasiado.

 

perro-se-maree-en-el-coche

Riesgos que puede padecer tu perro

Riesgos que puede padecer tu perro en verano

Con la llegada del verano todos queremos disfrutar de nuestras mascotas al aire libre, sin embargo, debes estar atento de los riesgos que puede padecer tu perro en verano.

Con el buen tiempo aumentan los paseos por la naturaleza, y con ellos también los peligros para nuestro amigo de cuatro patas, por eso desde Ribamontes te vamos a exponer ciertos riesgos que tu perro que puede sufrir en verano y cómo evitarlos.

Mantener a salvo durante el verano  a tu mascota es más fácil si sabes cuáles son los riesgos y cómo manejarlos para la seguridad de tu perro. Así que ya sabes, toma buena nota de ellos.

 

5 Riesgos que puede padecer tu perro en verano

 

  1. EL GOLPE DE CALOR

No es raro que haya que tratar a algunos animales por el golpe de calor, sobre todo en algunos tipos de razas. Si la temperatura interna supera los 42 grados (teniendo en cuenta que en estado  normal es de 37 grados) pueden aparecer disfunciones en los órganos y volverse en mortal. Si tu mascota da indicios de tener un golpe de calor, lo primero que debes hacer es llevarlo a una zona fresca y con sombra. Si quieres, puedes acercarle un ventilador y, además, ponerle agua o toallas húmedas sobre su cuello, espalda y huecos de la ingle y brazo. Lo que no debes hacer: Usar hielo porque si se enfrían demasiado rápido hará que sus vasos sanguíneos se contraigan e impide que su temperatura corporal interna baje.

Riesgos que puede padecer tu perro

  1. ESPIGAS

Las espigas de gramínea están diseñadas para que al caer al suelo su largo ápice en hélice penetre en él como un sacacorchos hasta introducir la semilla. Puede pasar que el perro pise una y en lugar de en la tierra, sea en las almohadillas de la pata donde penetre, con gran dolor para nuestro can. Si estornuda sin razón aparente, se lame las patas demasiado, o mueve la cabeza de un lado a otro de manera efusiva, acude al veterinario. Él podrá determinar qué sucede, y en caso de que haya espigas, podrá extraerlas de forma simple y rápida para evitar problemas mayores.

Riesgos que puede padecer tu perro

  1. PÉRDIDA DEL PERRO EN VERANO POR IR SIN CORREA

Los perros se pueden extraviar, sobre todo en lugares desconocidos para ellos, donde pueden estar más desorientados. En la ciudad el can debe ir siempre sujeto con la correa, según indica la ley. Pero los dueños suelen dejar suelto a su perro en el campo y otras zonas aisladas para que corra y disfrute. Por ello, si el animal no ha aprendido a acatar la orden de acudir donde sus amos, es más recomendable llevarle siempre sujeto con la correa. Un perro nervioso, que se desentiende de sus dueños y ve otro can es fácil que corra tras él y se pierda.

Riesgos que puede padecer tu perro

  1. EL FLEBÓTOMO (LEISHMANIOSIS)

El mosquito flebótomo, que transmite la peligrosa y grave leishmaniosis, tiene un hábitat cada vez más extendido en la península a causa del cambio climático. Además de con las pipetas y los collares, en las zonas más endémicas, como la costa del Mediterráneo, procuraremos limitar los paseos a partir de la caída del sol.

  1. LAS BARBACOAS

Parece mentira pero una de las principales urgencias veterinarias en verano es la ingesta de huesos de restos de barbacoa. Mientras los humanos atienden a otras cosas en el jardín, el perro arrasa con las sobras de carne que han quedado en el suelo y lo tritura todo, huesos incluidos. Así que hay que estar pendiente de tirar los huesos a la basura y de que tu perro sólo como aquello que le corresponde para que no esté merodeando por debajo de la mesa a ver qué le cae.

Riesgos que puede padecer tu perro

El verano puede ser una época preciosa para disfrutarla con tu amigo de cuatro patas, siempre y cuando tengas en cuenta estos riesgos que tu perro puede padecer.

Como-medir-a tu-perro

Cómo medir a tu perro para transportarlo

Ahora que llega la época de viajes y vacaciones en familia son muchas las personas que se llevan a sus mascotas con ellos. Es una muy buena opción si no tienes con quien dejar a tu perro o si simplemente quieres disfrutar del ocio y el descanso con toda tu familia al completo.

Pero a la hora de transportar a tu perro en tu coche ¿Sabes cómo hacerlo? O una duda más común ¿Sabes cómo medir a tu perro para transportarlo?

Son muchas las personas que no llevan adecuadamente a su mascota cuando viajan con ellas, y ya no es solo que sea motivo de multa si te para la Guardia Civil, es que además tu perro no está viajando de manera segura, y si ocurre un accidente no estará todo lo protegido que debiese estar.

 

¿Cómo transportar a tu perro?

Si es cierto que la DGT permite llevar a las mascotas con arneses de dos enganches y un cinturón de seguridad especial en los asientos de atrás del vehículo, pero la forma más segura de hacerlo y la que menos impacto ocasionará un accidente tanto sobre tu mascota como sobre el resto de personas es la utilización del transportín adecuado a sus medidas.

como-medir-a-tu-perro

Si el perro es pequeño, lo mejor es que su transportín vaya en el suelo del vehículo, ya que al encajar bien entre los asientos existe poco espacio y la energía del impacto es absorbida rápidamente.

Si el perro es grande el transportín deberá ir colocado en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha.

¿Cómo medir a tu perro para transportarlo?

Cuando se trata de la seguridad de tu mascota el tamaño del transportan es una de las claves principales, por eso te enseñamos cómo medir a tu perro para transportarlo:

A. Medida desde el hocico al inicio de la cola

B. Mediad desde las articulaciones hasta el suelo

C. La parte más ancha de tu mascota

D. La altura del animal sentado hasta la parte superior de la cabeza o la punta de las orejas, es importante que las orejas no lleguen a tocar el techo del transportín.

Cuando ya hayas tomado las medidas correctas de tu animal aplica la siguiente fórmula y sabrás qué transportín es el adecuado para tu mascota.

Largo: A + (0.5xB)

Ancho: C X 2

Alto: D + (0.5xB)

como-medir-a-tu-perro